Día Internacional Ada Lovelace | Invitada Especial: Arq. Liliana González

Día Internacional Ada Lovelace | Invitada Especial: Arq. Liliana González

La palabra que utilizaremos es inspirar,  con esta charla Liliana busca inspirar a los escuchas, inspirarlos a que sigan sus sueños y ayudarlos a conectarse con la tecnología. La ciencia es una herramienta que nos permite contestar incógnitas tan sencillas y obvias, pero también las más complejas, preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez ¿Por qué deberíamos comer?, ¿Cómo crecen las plantas?, ¿Por qué llueve?... Buscamos estas respuestas a través de la ciencia.

La mayoría asocia la tecnología con los aparatos a nuestro alrededor. La tecnología en esta contingencia ha sido nuestra aliada, pero también debemos entender que todo pasa por un proceso de producción, el ser humano modifica lo natural con sus propios procesos, un  ejemplo claro es la manera en que se produce el papel.

La intención de la plática, es invitarnos a profundizar más allá de ser un simple usuario de la tecnología; es involucrarse, cuestionarnos: ¿cómo funciona mi celular? no sólo la parte física, sino entender como tan pequeño aparato abre un abanico de opciones tanto de comunicación como de diversión.

¿La mujer puede acercarse a la tecnología?

Sólo 3 de cada 100 infantes que se acercan a la tecnología son niñas. Por ese motivo en  2009 se creó el Día Internacional de Ada Lovelace que se celebra cada segundo martes de octubre para inspirar y acercar a las mujeres a la ciencia y la tecnología.

Para conocer la relación que existe en el sesgo y participación de las mujeres tenemos que tomar en cuenta el contexto. Desde la historia misma se han producido estos desfases donde la mujer no ha tenido la participación que se merece. En 1960, 2 de cada 10 mujeres trabajaban en América Latina, hoy en día esa cifra ha aumentado hasta ser más de 6, pero eso no quiere decir que no deba aumentar la participación de la mujer, siguen existiendo sectores poblacionales a los cuales el sesgo sigue afectando significativamente.  

Las más afectadas son las mujeres vulnerables, como las que se encuentran en zonas rurales, las que no tienen acceso a la educación y la cultura, o las que se encuentran en situación de pobreza. Otro factor a tener en cuenta es la maternidad. Al convertirse en madres, el retorno al campo laboral se complica, al tener que cumplir con las labores domésticas y el estigma de que las mujeres son vistas como cuidadoras del hogar, propicia que el retorno laboral se dificulte, inclusive el retorno a estudiar, por ello la colaboración entre los habitantes del hogar pueden ayudar a generar equilibrio entre el ámbito doméstico y laboral.

5 historias

Ada Lovelace: Una talentosa matemática inglesa,  pionera en el ámbito de la programación de computadoras nacida en Londres el 10 de diciembre de 1815, desde una edad temprana estudió literatura y música, pero también astronomía y matemáticas, a causa de una enfermedad estuvo recluida en su cama durante mucho tiempo, pero en vez de bajar sus ánimos esto la motivó y hecho a volar su imaginación, buscando la manera de crear una máquina que la pudiera hacer volar, por ese motivo estudió la anatomía de las aves y creo bocetos sobre la máquina que quería crear, a los 17 años su tutora, Mary Somerville le presentó a Charles Babbage un matemático e inventor que se impresionó demasiado por la inteligencia y conocimientos de Ada, mantuvieron contacto y se interesó en la máquina diferencial creada por Babbage que es conocida como la primer calculadora mecánica.

Se casó con William King en 1835, quien se convirtió en el conde de Lovelace 3 años más tarde. En 1842 tradujo un manuscrito escrito por el italiano Louis Menabrea sobre la máquina analitica, pero no solo lo tradujo, y agregó sus propias anotaciones e ideas, creando así el primer lenguaje de programación.

Danielle Feinberg: Entró a una materia en ingeniería donde fue la única mujer, a pesar de lo que sus familiares y conocidos le decían “sería mejor idea si tomaras una clase de cocina” ella no se detuvo y siguió a su curiosidad e interés, como proyecto de la clase se tenía que desarmar y ensamblar una podadora, a pesar de todos los contratiempos y las miradas, su podadora fue la unica que funciono, hoy en día es la directora de Animación e Iluminación de Pixar, trabajo en películas como “Coco”, “Brave” y “Buscando a Nemo”.

Xochitl González Ruiz: Nació en la Sierra de Hidalgo Tepatepec, vendía gelatinas con su madre, tuvo muchos problemas de violencia familiar y aprendió a hablar español hasta la edad de 7 años. Ella quería cambiar el rumbo de su historia, el ver a sus hermanas, primas y a su propia madre estancadas en la vida decidió estudiar, estudió ingeniería en computación y fue invitada a hacer la programación en sistemas durante la feria internacional de Sevilla, estudió en Japón y creó una empresa llamada High Tech Services, que se dedica a la construcción de edificios inteligentes, creo también otra empresa llamada OME “Operación y Mantenimiento a edificios inteligentes, creó una fundación que se encarga de la elaboración de sistemas de nutrición y así poder ayudar a los pueblos marginados.

Lily: Desde niña le gustaba dibujar y buscaba modelos de inspiración, en su caso fue la Ingeniera Emma González Arellano, hermana de su padre, fue una mujer que se graduó como Ingeniera Civil en 1976 por parte del IPN y fue la tercer mujer en la historia de la misma institución en graduarse, al tener estas influencias en la parte técnica en combinación con su parte artística decidió estudiar Arquitectura.

Lili entiende y aconseja que “Al terminar la carrera debes seguir estudiando y aprendiendo” fundó una empresa de arquitectura relacionada a la  iluminación, después migró hacia el ámbito tecnológico, utilizando esta tecnología en los espacios habitables. A lo largo de su travesía  ha conocido a grandes figuras como el científico Neil Degrasse o la astrónoma Julieta Fierro, ha incursionado en la utilización de robots para algunas funcionas en los espacios habitables. 

Tu historia. Liliana nos motiva, nos asombra, nos reta a continuar, a desafiarnos a nosotros mismos. Cuando somos jóvenes nuestra historia está en blanco, nuestro libro tiene muchas páginas aún, y si eres mayor aún tienes tiempo de vivir y arriesgarte. Siempre existirán los problemas, pero los resultados se disfrutarán, los sueños se vivirán, debes vencer tus miedos, salir de la zona de confort y evolucionar.