google-site-verification: googlef1c277aebd1850ae.html
Mala Fama

Mala Fama

Como organización, uno de los más grandes “peros” que hemos enfrentado es “la mala fama” que tienen los videojuegos entre algunos padres de familia y educadores. Para muchos es tan contradictorio como decir que Hitler era buena persona.  

Si bien es cierto que el mundo de los videojuegos tiene un lado oscuro, también es verdad que los videojuegos pueden ser excelentes herramientas de enseñanz-aprendizaje e importante apoyo para el desarrollo de habilidades en las nuevas generaciones.

Los videojuegos son una válvula de escape a la rutina y al estrés, pero hoy te platicaremos 13 beneficios más que probablemente no conocías y puedes obtener al jugar videojuegos, por ejemplo:

Cuando estamos disfrutando de una partida, nos permitimos cometer errores y los fracasos los percibimos menos graves, lo que nos hace desarrollar una mayor capacidad para asumir riesgos, resolver problemas y tomar decisiones.

Cuando jugamos, nos involucramos y nuestro pensamiento y lenguaje se estructura.

Jugar videojuegos facilita el aprendizaje significativo. 

Gracias a los videojuegos, adquirimos competencias digitales (alfabetización digital), útiles para iniciarnos en la lógica y el manejo de las interfaces gráficas.  

Además desarrollamos habilidades como: agudeza visual, coordinación ojo-mano, rapidez de reacción y capacidad de atención a múltiples estímulos. 

Los videojuegos nos vuelven más tolerantes a la frustración, y a la vez nos motivan al logro de objetivos

También fortalecen nuestra creatividad e intelecto, es decir, experimentamos un desarrollo integral. 

Obviamente, estos beneficios se obtienen cuando escogemos títulos que se alinean a los valores de nuestra familia y comunidad, cuando limitamos el tiempo de juego para convivir con la familia y cumplir con excelencia nuestros deberes y sobre todo cuando hemos formado un criterio para filtrar lo bueno de lo malo, es decir, cuando podemos distinguir lo que nos hace perder el equilibrio, la tranquilidad o nuestro camino de crecimiento.

En Develand hemos diseñado un programa para niños y jóvenes que permite equilibrar el consumo de los videojuegos y llevarlos a una vida productiva a través del aprendizaje de como desarrollar un videojuego. En pocas palabras los llevamos de ser consumidores de videojuegos a creadores de videojuegos.

Esto desarrolla habilidades productivas que les abriran paso incluso para convertir su pasatiempo en una forma de poder generar ingresos.

Si te interesa conocer más sobre este programa y poder inscribir a tus hij@s te invitamos a seguir el siguiente link del Programa Anual "Crea tu 1er videojuego"